Rancho Cuataca
Ixtlahuacan Arriba Quienes somos Noticias Feria del Melon Radio Reglas de uso

Presidencia Educacion Salud Deporte Cultura/Recreacin Vivienda Servicios Publicos Medios/Comunicacion Economia Ganaderia/Comercio
Turismo Museos Musica   Fiestas/Tradiciones Artesanias Habitantes Seguridad Publica Religion Correo

 

 

Previous Slide

<<<<Foto anteerior                                                             Foto que sigue>>>> Next Slide

La Caverna del Rancho Cuataca, lugar de Misticismo y belleza natural

* Grandes paisajes encierra este lugar    * Cuataca comunidad proveniente del Siglo XVI 

* Conjugación y contraste de conformaciones rocosas en forma de conchas son la belleza de la caverna.

 

[Reportaje de]: José Luis Martínez Juárez

El doce de abril de este 2009, acompañado por dos chavos Armando Gómez Tejeda y Hugo Ernesto Vega Brizuela, realizamos un recorrido por el Rancho Cuataca, el cual se ubica en la parte alta del Cerro de Chamila.

Para llegar a este lugar se toma la carretera que conduce a la comunidad de Chamila, pasando antes por Zinacamitlán. La desviación que conduce al rancho, se encuentra a unos doscientos metros de distancia de Zinacamitlán. Primero se toma un camino saca cosechas. Posteriormente se sigue a través de una brecha, la cual se encuentra rodeada por predios donde se siembra milpa, sorgo y zacate llanero, los cuales son utilizados en la alimentación de ganado.

En esta ocasión Espacio Juvenil acompaño a un grupo de catorce jóvenes, en un recorrido de ecoturismo hacia la caverna de Cuataca. Para proseguir con el recorrido  tomamos una brecha que lleva directamente hasta el rancho. Durante el trayecto que es de forma ascendente se pueden ir apreciando una diversidad de árboles como palo brasil, parotas, abillos, huisaches, guamuchiles, entre otras especies.

Cuataca, se encuentra a setecientos metros sobre el nivel del mar,  llegamos caminando en un tiempo máximo de una hora y media, esto debido a lo inclinado que esta el camino. Desde el lugar se puede apreciar la panorámica de la Cabecera Municipal, así como las comunidades de Santa Inés, El Capire, Las Higueras, Zinacamitlán y La Presa.

El nombre de Cuataca, proviene de dos términos, esto de acuerdo con un estudio toponímico de Pueblos de Ixtlahuacán. El primero sería “coa” que significa serpiente y “cuata” lugar. Juntos lo definirían como lugar de serpientes.

Los antecedentes históricos de Cuataca, se aprecian desde el siglo dieciséis, donde aparece en la Viñeta Valle de Chamila camino a México, que elaboró el Cartógrafo Elías Méndez Pizano, siendo este rancho más antiguo que la comunidad de Tamala y el Capire, entre otras.

De acuerdo con las versiones que nos brindó Rodrigo “N”, un señor que tiene crías de ganado y gallinas en Cuataca, es la información que presentamos a continuación. Señaló que sus abuelos y papás fueron parte de las personas que habitaron el lugar hace ya varios años, en aquél tiempo existieron más de trece casas y se contaba con una población mayor a las treinta personas.

Manifestó, que hace cuatro años un hermano de él, estuvo viviendo en el rancho por más de dos años, sin embargo, por la ubicación del lugar, la falta de luz y lo difícil de poder acceder todos las cosas necesarias para sobrevivir, decidieron irse a vivir a Zinacamitlán.

Resaltó que este rancho tiene una gran historia y es un lugar donde se puede descansar tranquilamente, además, cuenta con un nacimiento de agua que facilita la cría de animales como las vacas, chivos, cerdos y gallinas. Al hablar del tema le pregunté si este nacimiento de agua abastece a la comunidad de Chamila, expresó que “durante varios años, se trasladaba el agua por una tubería de fierro hasta Chamila, hoy ya no porque ahí se cuenta con un pozo que hace poco tiempo terminaron de hacer”.

Al recorrer el nacimiento de agua apreciamos que éste, tiene agua suficiente para abastecer Cuataca, Chamila ,e incluso el agua es trasladada por una manguera de plástico hasta las parcelas que se encuentran junto a la carretera que conduce a Ixtlahuacán. En este lugar existen diversos árboles frutales como son: palos de chicos, limas, aguacates, palmas de cocoyules, limones, guanabos, tamarindos, etc. Rodrigó, refirió que no se sabe en qué tiempo fueron sembrados estos árboles, lo que si es seguro es que fue hace ya muchos años.

Al revisar los pequeños tanques fabricados con piedras y mezcla elaborada con cemento, encontramos una especie de serpiente que predomina mucho en este lugar y es conocida como “malcoa”.

Después de disfrutar la belleza natural que encierran los diversos árboles frondosos que cubren a este nacimiento de agua, procedimos a buscar una cueva o caverna como muchos le llaman, que se ubica a unos trescientos metros más arriba de donde se encuentran las viviendas de este rancho.

El grupo de jóvenes llegamos al lugar donde se accede a esta caverna, la cual tiene un metro y medio de ancho, se desciende a su interior por medio de piedras que se encuentran bien diseñadas y parecen tener la forma de una escalinata. Tiene una profundidad de alrededor de diez metros y una bóveda muy extensa.

Al interior de esta caverna se pueden apreciar algunas conformaciones de estalactitas y estalagmitas, como las que tiene la Gruta de San Gabriel. En el techo se aprecia una conformación rocosa que le da figura a una concha de mar. Además, existen, enormes rocas en el interior, que le dan una mayor misticidad al lugar. En algunas de sus paredes es una maravilla ver conformaciones como conchas y caracoles, con una pigmentación de brillos plateados que lo hacen aún más hermoso. Estas conformaciones se debe a la salinidad del agua.

Descendimos un poco más a la caverna, y descubrimos que esta tiene una mayor profundidad, ya que existen espacios muy reducidos por donde se tiene que pasar acostados poco a poco, e ingresar a otra parte más profunda. Al dirigirnos hacia ese espacio, encontramos pequeños pedazos de piezas arqueológicas, al parecer de hoyas que fueron encontradas ahí.

Todos los jóvenes que participaron en el recorrido entraron a las partes por las cuales se tiene que acceder acostado. Al ir haciendo el recorrido apreciamos que el techo tiene piedras con rasgos de ser del río. Una de las cosas que más predomina son la pigmentación de brillos en las piedras con figuras de conchas y caracol. En esta ocasión accedí a una parte más profunda de la caverna y pude apreciar que existen más conformaciones con las características mencionadas y las piedras adquieren diversos matices. La caverna cuenta con varios espacios para acceder más adentro, sin embargo, por la falta de equipo no se pudo acceder más para descubrir más belleza de esta caverna.

En la anterior visita regresamos a las viviendas del rancho y seguimos platicando con el Señor Rodrigo, a quien le preguntamos si tenía conocimiento si en esta caverna han encontrado hallazgos que tengan que ver con nuestro antepasado, él respondió que hace varios años vinieron unos veterinarios a estudiar los murciélagos que hay dentro de la caverna, y descubrieron un caracol con un diámetro de medio metro de largo.

Mencionó que en el interior de la caverna han visto culebras de la especie de “malcoas”, que llegan a medir más de dos metros de largo y con una circunferencia de treinta centímetros de ancho. Además, recalcó, que en este lugar existe muchas especies de animales, algunos que se han escuchado y visto son tigres, coyotes, onzas, aguilillas, malcoas, víboras, entre muchas especies más.

El grupo que fue de excursión a la caverna inició su descenso del rancho Cuataca alrededor de las seis y media de la tarde. Es importante señalar que de regreso se hizo un tiempo aproximado de quince minutos.

Si buscas encontrar misticismo, la conjugación de la naturaleza con lo insólito, belleza natural, y un lugar que encierra diversidad de paisajes. Ven y visita la caverna de Cuataca, un lugar de los ixtlahuaquenses.

Ojalá pronto el gobierno municipal ponga mayor énfasis para convertir en este lugar en un centro ecoturístico.

NOTA: Si te interesa visitar este lugar ponte en contacto con nosotros a través del correo: coche@ixtlahuacan.com.

Rancho Cuataca: Un lugar que encierra misticidad y la maravilla natural de una caverna

* El rancho se localiza en la parte alta del cerro de Chamila  * Aparece en las viñetas desde el siglo XVI   * En la actualidad no hay población en el lugar   *Existe una caverna mística con rasgo como el de las Grutas de San Gabriel  * Cuenta con un nacimiento de agua donde existen árboles frutales

Reportaje de: José Luis Martínez Juárez

El domingo doce de abril 2009  iniciamos un recorrido a las nueve de la mañana desde la Cabecera Municipal de Ixtlahuacán, hacia el Rancho de Cuataca. El camino que se debe seguir para llegar a este rancho,  primero se toma  la carretera que conduce a la comunidad de Zinacamitlán, de ahí se continúa rumbo a Chamila. Unos ciento cincuenta metros más adelante de la comunidad de Zinacamitlán se encuentra un camino saca cosechas. Por ahí se continúa hasta llegar al final de éste.

Al ir recorriendo el camino hacia este rancho, se puede apreciar una diversidad de flora y fauna, parcelas donde en temporada de lluvias se siembras maíz, sorgo y pastizales. Para proseguir con el recorrido se toma una brecha que lleva directamente hasta el rancho. Durante el trayecto que es de forma ascendente se pueden ir apreciando una diversidad de árboles como brasil, parotas, abillos, huisaches, guamúchiles, entre otras especies.

Cuataca, se encuentra a setecientos metros sobre el nivel del mar, y se llega caminando en un tiempo máximo de media hora. Desde el lugar se puede apreciar la panorámica de la Cabecera Municipal, así como las comunidades de Santa Inés, El Capire, Las Higueras, Zinacamitlán y La Presa.

El nombre de Cuataca, proviene de dos términos, esto de acuerdo con un estudio toponímico de Pueblos de Ixtlahuacán. El primero sería “coa” que significa serpiente y “cuata” lugar. Juntos lo definirían como lugar de serpientes.

Los antecedentes históricos de Cuataca, se aprecian desde el siglo dieciséis, donde aparece en la Viñeta Valle de Chamila camino a México, que elaboró el Cartógrafo Elías Méndez Pizano, siendo este rancho más antiguo que la comunidad de Tamala y el Capire, entre otras.

De acuerdo con las versiones que nos brindó Rodrigo “N”, un señor que tiene crías de ganado y gallinas en Cuataca, es la información que presentamos a continuación. Señaló que sus abuelos y papás fueron parte de las personas que habitaron el lugar hace ya varios años, en aquél tiempo existieron más de trece casas y se contaba con una población mayor a las treinta personas.

Manifestó, que hace cuatro años un hermano de él, estuvo viviendo en el rancho por más de dos años, sin embargo, por la ubicación del lugar, la falta de luz y lo difícil de poder acceder todos las cosas necesarias para sobrevivir, decidieron irse a vivir a Zinacamitlán.

Resaltó que este rancho tiene una gran historia y es un lugar donde se puede descansar tranquilamente, además, cuenta con un nacimiento de agua que facilita la cría de animales como las vacas, chivos, cerdos y gallinas. Al hablar del tema le pregunté si este nacimiento de agua abastece a la comunidad de Chamila, expresó que “durante varios años, se trasladaba el agua por una tubería de fierro hasta Chamila, hoy ya no porque ahí se cuenta con un pozo que hace poco tiempo terminaron de hacer”.

Al recorrer el nacimiento de agua apreciamos que éste, tiene agua suficiente para abastecer Cuataca, Chamila ,e incluso el agua es trasladada por una manguera de plástico hasta las parcelas que se encuentran junto a la carretera que conduce a Ixtlahuacán. En este lugar existen diversos árboles frutales como son: palos de chicos, limas, aguacates, palmas de cocoyules, limones, guanabos, tamarindos, etc. Rodrigó, refirió que no se sabe en qué tiempo fueron sembrados estos árboles, lo que si es seguro es que fue hace ya muchos años.

Al revisar los pequeños tanques fabricados con piedras y mezcla elaborada con cemento, encontramos una especie de serpiente que predomina mucho en este lugar y es conocida como “malcoa”.

Después de disfrutar la belleza natural que encierran los diversos árboles frondosos que cubren a este nacimiento de agua, procedimos a buscar una cueva o caverna como muchos le llaman, que se ubica a unos trescientos metros más arriba de donde se encuentran las viviendas de este rancho.

Esta cueva tiene un metro y medio de ancho, se desciende a su interior por medio de piedras que se encuentran bien diseñadas y parecen tener la forma de una escalinata. Tiene una profundidad de alrededor de diez metros y una bóveda muy extensa.

Al interior de esta caverna se pueden apreciar algunas conformaciones de estalactitas y estalagmitas, como las que tiene la Gruta de San Gabriel. En el techo se aprecia una conformación rocosa que le da figura a una concha de mar. Además, existen, enormes rocas en el interior, que le dan una mayor misticidad al lugar. En algunas de sus paredes es una maravilla ver conformaciones como conchas y caracoles, con una pigmentación de brillos plateados que lo hacen aún más hermoso. Estas conformaciones se debe a la salinidad del agua.

Descendimos un poco más a la caverna, y descubrimos que esta tiene una mayor profundidad, ya que existen espacios muy reducidos por donde se tiene que pasar acostados poco a poco, e ingresar a otra parte más profunda. Al dirigirnos hacia ese espacio, encontramos pequeños pedazos de piezas arqueológicas, al parecer de hoyas que fueron encontradas ahí.

También, nos sorprendió ver que existen piedras muy pequeñas que al irlas quitando van dando mayor profundidad a esta caverna, la cual es una belleza natural escondida en un rincón poco conocido del municipio de Ixtlahuacán.

Después de apreciar esta belleza, regresamos a las viviendas del rancho y seguimos platicando con el Señor Rodrigo, a quien le preguntamos si tenía conocimiento si en esta caverna han encontrado hallazgos que tengan que ver con nuestro antepasado, él respondió que hace varios años vinieron unos veterinarios a estudiar los murciélagos que hay dentro de la caverna, y descubrieron un caracol con un diámetro de medio metro de largo.

Mencionó que en el interior de la caverna han visto culebras de la especie de “malcoas”, que llegan a medir más de dos metros de largo y con una circunferencia de treinta centímetros de ancho. Además, recalcó, que en este lugar existe muchas especies de animales, algunos que se han escuchado y visto son tigres, coyotes, onzas, aguilillas, malcoas, víboras, entre muchas especies más.

Finalmente, iniciamos nuestro descenso del cerro de Chamila, a las cinco de la tarde para llegar a Ixtlahuacán alrededor de las seis y media.  Concluimos este reportaje invitando a todos los visitantes de esta página, para que visiten este lugar y esta caverna, que es una nueva belleza natural, llena de magia y misticismo, siendo un orgullo de los ixtlahuaquenses.

Agradezco al equipo técnico que me acompañó durante este recorrido: Armando Gómez Tejeda y Hugo Ernesto Vega Brizuela.

Reportaje de: José Luis Martínez Juárez

Previous Slide

<<<<Foto anterior                                                                         Foto que sigue >>>>> Next Slide

 

La Presa Las Trancas Agua de la Virgen Las Conchas Tamala San Gabriel Chamila Tecualanal Zinacamitlan Lazaro Cardenas
Cautan Jiliotupa Tabaqueras El Camichin Santa Ynes El Capire Alpuyeque Las Higueras Rancho Cuataca La Tunita

 

Manda tu correo a jose@ixtlahuacan.com Con preguntas  referente a la pagina. Copyright © 2005 Los Fugitvos Modificada: June 01, 2009